Visitar el Trinity College y su impresionante biblioteca que custodia como oro en paño el valioso Libro de Kells es algo que hacen más de medio millón de viajeros cada año en Dublín. Y es que la capital de la República de Irlanda no es solo sinónimo de pintas en el Temple Bar, de ese craic que la hace única, de paseos por el Liffey, U2, casas georgianas o compras en Grafton Street. Dublín, además, es sinónimo de grandes maestros de las letras y la patria de tres de los cuatro irlandeses ganadores del Premio Nobel de literatura. Motivos más que suficientes para que la UNESCO la haya catalogado como Ciudad de la Literatura.

No podía ser de otra manera si tenemos en cuenta cómo el arte de la expresión escrita forma parte del propio tejido de la ciudad. Nos lo recuerdan los nombres de sus puentes, las estatuas de literatos que aparecen en cualquier rincón y su famosa ruta de pubs en los que se reunían escritores como James Joyce, Flann O’Brien o Brendan Behan.

Estatua de James Joyce. Dublín

Pero centrémonos en uno de los grandes emblemas del patrimonio cultural y literario de Dublin, el Trinity College. Para respirar el ambiente estudiantil que vivieron en su propia piel autores como Oscar Wilde, Bram Stoker o Jonathan Swift, para pasear por su enorme campus, para conocer su magnífica biblioteca y para ver cómo luce el Libro de Kells, su bien más preciado.

Trinity College

El Trinity College, situado en pleno centro de Dublin, se fundó en 1592 por orden de la reina Isabel I convirtiéndose así en la universidad más antigua de Irlanda y con el tiempo en la más prestigiosa del país. Su enorme campus de 16 hectáreas, ubicado en lo que antaño fue un antiguo monasterio agustino, nos da la bienvenida en la Front Gate donde encontrarás un mapa para orientarte y tablones de anuncios con todo lo que se cuece en la ciudad del Liffey: exposiciones, conciertos, presentaciones…

Front Gate. Trinity College, DublínAtravesar esta puerta es como iniciar un relajante viaje al pasado, como entrar en un túnel del tiempo que desemboca en un apacible entorno compuesto por edificios que mezclan diferentes estilos arquitectónicos, plazas adoquinadas y jardines. Un tranquilo feudo del conocimiento alejado del bullicio y la animación que reina tras sus muros.

Trinity College, DublinEsta universidad, como toda gran institución académica que se precie, no está exenta de fábulas y curiosas anécdotas. La leyenda más famosa asegura que, si un estudiante pasa por debajo del Campanile cuando doblan las campanas, no aprobará sus exámenes. ¿Una justa venganza? Muy cerca de este temido campanario situado en Parlament Square, está la estatua de George Salmon, un matemático que llegó a ser rector del Trinity College entre 1886 y 1904, y que pasó a la historia por tratar de prohibir a toda costa que las mujeres entrasen en la universidad. Cuentan que incluso llegó a decir que para ello deberían pasar por encima de su cadáver. Y así fue. Tras su muerte, las mujeres finalmente pudieron acceder a los estudios superiores. La venganza de la que hablaba, la cantidad de chicas que se mofan de Salmon haciéndose fotos a cual más ocurrente con su estatua como telón de fondo y un “te lo mereces” en la mirada.

Estatua de George Salmon. Trinity College. DublinAnécdotas al margen, merece la pena recorrer cada rincón de esta meca del saber en la que se dan cita estatuas de personajes ilustres, obras de arte como la famosa Esfera dentro de una esfera de Arnaldo Pomodoro, y magníficos edificios como la moderna Biblioteca de Berkeley, la capilla, el comedor, y, sobre todo, su gran protagonista, la antigua biblioteca del Trinity College.

The Chapel. Trinity College. DublinEsfera dentro de una esfera. Trinity College. DublinLa biblioteca del Trinity College

La biblioteca de Trinity College posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda. La cifra es realmente impresionante: casi tres millones de volúmenes repartidos en ocho edificios entre los que se hallan un ejemplar da cada obra publicada en Gran Bretaña o Irlanda desde 1801.

El edificio más antiguo que ha sobrevivido es el que nos ocupa, la antigua biblioteca construida a principios del siglo XVIII por Thomas Burgh. La visita se inicia en la planta baja donde se exhibe un ejemplar único que copa todas las miradas: el Libro de Kells.

Exterior de la antigua biblioteca del Trinity College. DublinConsiderado el mayor tesoro cultural de Irlanda y el más famoso manuscrito medieval del mundo, el Libro de Kells, también conocido como Gran Evangeliario de San Columba, es una copia escrita en latín de los cuatro evangelios del Nuevo Testamento espléndidamente decorada. Su autoría se atribuye a los monjes de la escocesa isla de Iona que lo crearon probablemente a principios del siglo IX para difundir el mensaje de Cristo. Tras el saqueo de Iona a manos de los vikingos, los monjes que sobrevivieron se trasladaron a Kells, y alrededor de 1653 por razones de seguridad el libro se mandó a Dublín. Así llegó al Trinity College en 1661 por mediación del obispo Henry Jones donde hoy en día se exhibe en el marco de una exposición que explica su gran valor y su contenido. Para poder seguir estudiándolo sin dañarlo, este manuscrito de más de 1.200 años se ha digitalizado tras un complejo trabajo de escaneo.

Pero la gran sorpresa del Trinity College aguarda a ser descubierta en la planta superior de la antigua biblioteca. Te hablo de su sala principal conocida como Long Room. Aunque la hayas visto en miles de imágenes ninguna es capaz de transmitir lo que se siente cuando subes el último escalón de la escalera y te plantas frente a ella. Dicen que es una de las bibliotecas más bellas del mundo y en ese instante solo puedes sumarte a esa afirmación.

The Long Room, biblioteca del Trinity College. DublinLa antigua biblioteca del Trinity College. Dublin65 metros de largo que contienen cerca de 200.000 libros, los más antiguos de la biblioteca, cobijados bajo una preciosa bóveda de tambor. Un infinito mar de estanterías repletas de ejemplares que hacen que te preguntes cuántas vidas serían necesarias para adquirir el saber que esconden sus viejas páginas. Los bustos de mármol de Sócrates, Jonathan Swift, Isaac Newton y tantos otros genios de la humanidad que la custodian. Sus vitrinas que exponen los libros y manuscritos más destacados de su colección. El friso de letras doradas que conmemora a varios benefactores del siglo XVII y XVIII. El arpa más antigua que se conserva en Irlanda… Todo ello en un espacio único que, tanto si eres un aficionado a las letras como si no, reclama una visita pausada. Sin mirar el reloj, sintiendo el olor a madera y disfrutando del silencio. Como hice yo, una humilde contadora de historias, que se quedó prendada de la antigua biblioteca del Trinity College.

Busto de Thomas Lefroy. Biblioteca del Trinity College. DublinDetalle de la antigua biblioteca del Trinity College. DublinInformación práctica para visitar el Trinity College y el Libro de Kells

Dirección: College Green, 2.

Cómo llegar: El Trinity College está muy bien comunicado gracias a los autobuses y tranvías de la ciudad. Las estaciones de DART de Pearse Street, Tara Street y Connolly Station están a pocos pasos de distancia. Igual sucede con las dos líneas de tranvías (LUAS) que tienen parada en Lower Abbey Street y al final de St Stephen’s Green.
Mapa del Trinity College. Dublin

Horarios Biblioteca y Libro de Kells:
De lunes a sábado entre octubre y mayo de 9.30 a 17h.
De lunes a sábado entre junio y septiembre de de 9 a 18h.
Domingos de octubre a mayo de 12 a 16.30h.
Domingos de junio a septiembre de 9.30 a 18h.

Precio de la entrada: Adultos 10€. Entrada familiar (2 adultos y 2 niños) 20€.

Compra anticipada de entradas: Ticketmaster. Muy recomendable para evitar las colas ya que te permite acceder a la exposición de forma inmediata.

La tienda de la biblioteca: Si decides llevarte un recuerdo de tu visita, debes saber que los beneficios de la ventas -libros, postales, piezas de joyería, camisetas, etc.- se utilizan para comprar libros y ofrecer más servicios.

Si necesitas más información, puedes consultar la página web del Trinity College.