Si estás pensando en viajar a Sri Lanka, sigue leyendo porque en esta guía práctica encontrarás toda la información y consejos que necesitas para planificar tu escapada a esta sorprendente isla. Cómo tramitar el visado, mejor época para viajar, qué visitar, cómo desplazarte, dónde alojarte y mucho más.

Situación de Sri Lanka

La República Democrática Socialista de Sri Lanka es una isla ubicada en el océano Índico, al sur de la India. Pese a su pequeño tamaño -similar a Irlanda o a Andalucía-, la antigua Ceilán atesora ocho lugares Patrimonio de la Humanidad, importantes muestras de arquitectura colonial y una gran biodiversidad que se refleja en sus parques nacionales.

Mapa de Sri Lanka. Viajar a Sri Lanka

Sus espectaculares paisajes, templos, playas y su exótica gastronomía hacen de ella uno de los grandes destinos asiáticos. Un paraíso todavía poco explotado que vale la pena conocer.

Visado para viajar a Sri Lanka

El visado (Autorización Electrónica de Viaje o ETA) se puede tramitar desde la web oficial del Departamento de Inmigración de Sri Lanka en tres sencillos pasos: presentación de la solicitud, recepción del acuse de recibo y notificación de aprobación. Este último (ver foto) es el documento que deberás imprimir para presentarlo a tu llegada junto con el pasaporte. Recuerda que el pasaporte tiene que tener una validez mínima de 6 meses desde la fecha de entrada.

Visado aprobado. Viajar a Sri Lanka

También puedes obtener el visado a tu llegada en el Aeropuerto Internacional Bandaranaike.

Cuándo viajar a Sri Lanka

Gracias a su clima tropical, con temperaturas agradables durante todo el año, cualquier época es buena para viajar a Sri Lanka, sobre todo, porque las lluvias monzónicas que afectan a la isla son fuertes, pero cortas. Además, después de un buen chaparrón lo más probable es que vuelva a salir el sol.

Pasaporte. Viajar a Sri LankaTemporada alta (de diciembre a marzo):
La época más seca en las tierras altas y en las playas del oeste y del sur.
El monzón Maha afecta al este, al norte y a las ciudades antiguas.
Los precios se disparan y hay más turistas.

Temporada media (abril, septiembre, octubre y noviembre):
Abril y septiembre son los mejores meses.
A mediados de abril se celebra el Año Nuevo con muchas peregrinaciones religiosas.
Precios medios.

Temporada baja (de mayo a agosto):
El monzón Yala afecta a las tierras altas y al litoral del sur y del oeste.
Buen tiempo en el norte y en el este.
Los precios son más bajos.

Respecto a la duración del viaje, Sri Lanka merece como mínimo dos semanas. Yo hice un itinerario de diez días y es poco tiempo para una isla con tantos atractivos.

Cómo llegar a Sri Lanka

Como no hay vuelos directos desde España, tendrás que hacer escala en Dubái o Qatar con compañías como Emirates o Qatar Airways. Aunque ambas ofrecen un excelente servicio, en esta ocasión volé con Qatar. El precio de mi vuelo de ida y vuelta a Colombo a primeros de marzo fue de 594€.

Volar a Sri Lanka

El Aeropuerto Internacional Bandaranaike (CMB) está en Katunayake, a 35 km al norte de Colombo y es el aeropuerto principal de la isla. Para llegar al centro de la capital tienes varias opciones:

Autobús normal: circula las 24h del día y es muy barato (menos de 1€) pero un poco estresante si no vas ligero de equipaje. Última parada: Colombo Fort station. Duración del trayecto: entre 30 min. y 1 hora dependiendo del tráfico.

Colombo Express Bus: va por la autopista y funciona de 5:30 a 20:30h por lo que no hay servicio nocturno. Paradas: Central Bus Station, Pettah Fort y Colombo Fort.

Uber / Taxi: contratar un Uber cuesta unos 10€ aprox. frente a los 20€ de un taxi. Para mí, la mejor opción y más tras un vuelo tan largo.

¿Es seguro viajar a Sri Lanka?

El Gobierno de Sri Lanka ha incrementado mucho las medidas de seguridad. El ejército está desplegado en todo el territorio y hay bastantes controles policiales así que lleva siempre contigo una fotocopia del pasaporte. Recuerda también que está prohibido hacer fotos o grabar cerca de las bases militares y oficinas gubernamentales.

Tras mi reciente experiencia, considero que es seguro viajar a Sri Lanka. Es un país tranquilo, de gente amable y los turistas son bienvenidos. Eso sí, ten en cuenta las precauciones habituales de todo viaje: evitar zonas aisladas, tener cuidado con los objetos de valor, no regatear con la cartera en la mano, no perder de vista tus pertenencias…

Si viajas sola, trata de evitar los desplazamientos por la noche y los lugares solitarios. Los hombres, más allá de mirarte -básicamente por curiosidad-, suelen ser respetuosos y educados, y yo no tuve ningún problema. Las mujeres, por su parte, me parecieron mucho más cercanas. Siempre con una sonrisa y dispuestas a comunicarse conmigo.

Puente de Nueve Arcos. Ella

En cualquier caso, para confirmar la situación actual, te sugiero que consultes las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y que te inscribas en su registro de viajeros para que puedas ser localizado y asistido si lo necesitas.

En caso de emergencia, puedes contactar con la Embajada de España en Nueva Delhi (India):
Embajada de España en Nueva Delhi
12, Prithviraj Road. New Delhi 110011
Teléfono: (+91) 98 10 17 41 60

Y, sobre todo, contrata un buen seguro de viaje que cubra cualquier contingencia que puedas tener: gastos médicos, accidentes, repatriación, cancelaciones, pérdida de equipaje…

Yo siempre viajo asegurada con InterMundial por su amplia cobertura internacional y porque su precio -mucho menos de lo que crees- compensa con creces una simple consulta médica. Además, si lo contratas a través de mi web tienes un 20% de descuento usando el código OBVIAJAR10. Contrátalo en este enlace o pinchando en la imagen y viaja con la tranquilidad de tener un seguro que cuida de ti.

Sanidad y vacunas

Aunque en los últimos años ha mejorado la higiene y hay centros sanitarios en los principales núcleos turísticos, las condiciones sanitarias, en general, siguen siendo deficientes en el país, y de ahí la importancia de contar con un buen seguro.

Respecto a las vacunas, no hay ninguna obligatoria a menos que provengas de un país afectado por la fiebre amarilla. En cualquier caso, y sobre todo si es un viaje largo, se recomienda estar vacunado de tétanos, difteria, tosferina, fiebre tifoidea, hepatitis A, hepatitis B y rabia.

Además de un botiquín convencional, es muy importante llevar repelente de mosquitos y crema solar de protección alta.

Moneda y tarjetas de crédito

La moneda oficial es la rupia de Sri Lanka (LKR). Hay billetes de 5.000, 2.000, 1.000, 500, 100, 50, 20 y 10 rupias, y monedas de diferentes céntimos.

En este conversor de divisas puedes ver cómo está el de cambio de moneda actualmente (1EUR = 205.618 LKR).

Mi recomendación es que cambies algo de dinero en el aeropuerto para asumir los primeros gastos, y que vayas cambiando a medida que lo necesites. Puedes hacerlo en los bancos -la mayoría abren de 9 a 15h- o sacar dinero en los cajeros automáticos (ATM) de las diferentes poblaciones que vayas visitando.

Rupias de Sri Lanka (LKR). Viajar a Sri Lanka

En mi caso, yo utilizo Bnext, una tarjeta prepago española que no tiene gastos de mantenimiento y que puedo recargar cuando la necesito. ¿Por qué Bnext? Aplica el tipo de cambio oficial de VISA. Devuelve las comisiones de los cajeros hasta un máximo de 3 retiradas de dinero al mes. Y permite pagar hasta 2.000€ al mes sin comisiones. Todo ello, de forma rápida y segura gracias a su completa app.

Sacar dinero en Sri Lanka

Transporte: cómo moverte por Sri Lanka

Aunque el país es pequeño, viajar por la isla puede ser frustrante porque los desplazamientos se hacen eternos. La mayoría de carreteras están asfaltadas, pero son estrechas y el batiburrillo de tuk tuks, autobuses, motos y bicicletas no ayuda a descongestionar el tráfico. Tenlo en cuenta a la hora de planificar tus rutas. Para que te hagas una idea, puedes tardar dos horas y pico para hacer 100 km.

Aquí tienes los diferentes medios de transporte que puedes utilizar:

Tren → Desde Colombo Fort, la estación principal de la capital, salen trenes de largo recorrido a destinos como Anuradhapura, Galle, Kandy o Trincomalee. Eso sí, no abundan los vagones de primera clase y suelen acumular retrasos. Los trayectos más demandados son los que transcurren lentamente por las tierras altas entre montañas cubiertas de té y maravillosas vistas. Más información: Sri Lanka Railways.

Autobús → Los autobuses públicos cubren la mayoría de rutas y son muy baratos. Eso sí, suelen ir abarrotados y hacen mil paradas. También hay autobuses privados que cobran según el número de viajeros. En Colombo las rutas de larga distancia salen de Pettah Central Bus Station.

Autobus en Colombo

Coche de alquiler → En Sri Lanka hay agencias internacionales de alquiler de coches, pero, visto cómo conducen los cingaleses, no es muy aconsejable. Si al final te animas, debes saber que el límite de velocidad en las zonas urbanas es de 56 km/h y de 75 km/h en el resto, y que necesitarás un permiso de conducir internacional o bien una licencia temporal expedida por el departamento de tráfico.

Coche con guía-conductor → Para mí esta es la mejor opción para viajar por Sri Lanka si no dispones de mucho tiempo y buscas desplazamientos cómodos. Además, no imaginas cuánto se agradece el aire acondicionado cuando fuera el calor es demoledor. Por algo es la fórmula más utilizada por los turistas.

Tuk tuk → Perfecto para moverte en zonas urbanas y para pequeños desplazamientos. Imprescindible: fijar el precio antes de subirte. También hay muchos viajeros que deciden alquilar uno para recorrer toda la isla. Si te gusta la adrenalina y te manejas con soltura al volante, puede ser una buena opción para ti.

Uber → Si el tuk tuk no te convence, lo mejor es que tires de Uber en las poblaciones grandes. Como ya he comentado, son más baratos que los taxis y funcionan muy bien.

Tuk tuk

Idioma y expresiones útiles

Los dos idiomas oficiales son el cingalés y el tamil. Respecto al inglés, lo hablan con fluidez en las ciudades y centros turísticos ya que Sri Lanka fue una colonia británica hasta 1948. Si quieres sorprender gratamente a los esrilanqueses, te animo a aprender algunas palabras como estas:

Hola: Halō.

Adiós: Ayubowan

Buenos días: Subha udaēsanak.

Sí: Ov. No: Naeta.

Por favor: Karunākaralā. Gracias: Stuti. Lo siento: Mata kanagātuyi.

¡Qué tenga un buen día!: Sauba davasaka!

¿Cómo te llamas? Obē nama kumakda?

Me llamo: Magē nama…

Me gustaría ir: Maṭa yanana kaæmatai…

No le entiendo: Mata novaetahē.

¿Dónde está…?: Kohēda…?

¿Cuánto cuesta?: Kyede?

Solo estoy mirando: Mama haeāyananae.

¿Puedo hacer una foto?: Mama chhāyārūpayak gannada?

Agua: Jalaya. Café: Kaeāpai. Té: Tae. Cerveza: Baiyara Vino: Vayaina.

No picante: Kauḷau baḍau taeārava.

La cuenta, por favor: Karunākara bila gēnna.

Consejos para viajar a Sri Lanka: costumbres locales

Respeto a las costumbres locales, toma nota de estos consejos y actúa como un buen viajero:

  • La forma tradicional de saludar es juntando las manos -como si rezaras- y diciendo ayubowan. Además de adiós, significa «que tengas una vida larga».
  • La religión mayoritaria es el budismo que practica el 70% de la población. El resto se divide entre hinduistas, musulmanes y cristianos.
  • En los templos, deberás cubrirte hombros y rodillas, y quitarte el sombrero. También tendrás que descalzarte así que te recomiendo entrar con calcetines porque el suelo muchas veces abrasa. Para cubrirte, lo mejor es llevar siempre un pareo a mano.

Cuevas de Dambulla. Sri Lanka

  • Si quieres hacerte una foto junto a una estatua de Buda, hazlo con mucho respeto y nunca dándole la espalda. De hecho, es mejor si te retiras caminando hacia atrás, y, sobre todo, nada de selfies.
  • Pide siempre permiso antes de hacer una foto a la población local.
  • La homosexualidad está penada en Sri Lanka y no están bien vistas las manifestaciones de afecto en público.
  • No se puede tomar el sol desnudo o en toples.
  • La mano izquierda se considera impura. Usa ambas o solo la derecha.
  • Los enchufes son de tres clavijas. No olvides llevar un adaptador universal.
  •  Siempre hay que regatear, excepto en las tiendas de precio fijo.
  • Si te invitan a descubrir la verdadera Sri Lanka, recházalo con un educado pero firme «no» porque la mayoría de veces se trata de «atracciones turísticas» que explotan a los elefantes.

Qué ver en Sri Lanka

Estas son algunas de las visitas imprescindibles que no debes perderte en tu viaje a Sri Lanka:

Anuradhapura

Fundada en el s. IV a. C., Anuradhapura es una ciudad sagrada para el budismo, famosa por sus impresionantes templos, dagobas (estupas) y ruinas. En este extenso yacimiento se encuentra el Jaya Sri Maha Bodhi, una higuera que, según la tradición, creció de un esqueje del árbol de la iluminación de Buda.

Sigiriya

Situado a 370 metros de altitud, Sigiriya es un enclave arqueológico con muchos enigmas aún por descubrir, al que se accede escalón tras escalón hasta alcanzar la cumbre de la Roca del León. La subida es dura por lo que te recomiendo iniciar el ascenso a primera hora. Junto con Anuradhapura y Polonnaruwa conforma el llamado triángulo cultural de Sri Lanka. Entrada: 30 USD. También puedes ver cómo esta inmensa mole despunta en mitad de la selva desde Pidurangala Rock.

Polonnaruwa

Polonnaruwa fue la segunda capital de Sri Lanka tras Anuradhapura y conserva un fascinante patrimonio histórico-artístico con vestigios monumentales de la antigua ciudad-jardín. Monasterios, templos, palacios, estatuas que se consideran obras maestras… ¿Un imprescindible? El Gal Vihara, con cuatro estatuas gigantes de Buda esculpidas en la roca. Precio de la entrada: 25 USD.

Pollonaruwa. Sri Lanka

Dambulla

La principal atracción de Dambulla, una gran ciudad del distrito de Matale, son las Cuevas de Dambulla. Este complejo de templos del siglo I a. C. está formado por cinco cuevas profusamente decoradas con imágenes religiosas y exquisitos frescos, y es un importante centro de peregrinación para budistas e hindúes. Impresionante e imprescindible. Entrada: 9 USD.

Ridi Viharaya

A medio camino entre Dambulla y Kandy está Ridi Viharaya o el Templo de Plata, un santuario budista excavado en la roca que cuenta con un Buda recostado de 9 metros e impresionantes murallas y tallas.

Galle

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la fortaleza de Galle es una encantadora ciudad costera fundada por los portugueses que justifica por sí sola una escapada al sur de la isla. Edificios coloniales que ilustran su pasado europeo, bonitos cafés, preciosos atardeceres y, lo mejor, a un paso de espectaculares playas como Unawatuna, la tranquila Thalpe o Mirissa, frecuentada por los famosos pescadores zancudos de Sri Lanka y un buen lugar para avistar ballenas. Eso sí, infórmate bien para que el avistamiento que sea una experiencia responsable.

Playa de Sri Lanka

Colombo

Ruidosa y caótica, la capital de Sri Lanka merece mucho más que una breve escala. Algunos de sus principales atractivos son la arquitectura colonial del céntrico barrio de Fort, los multiculturales mercados de Pettah, el lago Beira, la sofisticada zona de Cinnamon Gardens, los atardeceres de Galle Face Green y los templos hinduistas que conviven con nuevos iconos como la Colombo Lotus Tower.

Las tierras altas

Los infinitos campos de té son la principal seña de identidad de las tierras altas que se elevan hasta los 2.500 metros. Pero hay mucho más en esta meseta central. Te hablo de Kandy, de las llanuras de Horton, de Haputale, de Ella -a la que se puede llegar en tren en uno de los trayectos más bonitos del mundo-, y también de Nuwara Eliya conocida como la pequeña Inglaterra por su arquitectura colonial.

Kandy

En la capital cultural de Sri Lanka está el Templo del Diente de Buda que alberga una de las reliquias más importantes del budismo: el canino izquierdo del mismísimo Buda. El lugar más sagrado de Sri Lanka es también una antigua ciudad colonial con un precioso lago artificial y una enorme estatua de Buda en lo alto de la colina desde donde se divisan unas bonitas vistas.

Parque Nacional de Udawalawe

Esta gran sabana es perfecta para ver elefantes en su hábitat natural y otras especies como búfalos, ciervos, cocodrilos o esquivos leopardos, junto a bandadas de pájaros de diferentes especies. El paisaje es similar al de África oriental y, en mi caso, me recordó bastante a Zambia. Otra alternativa es el Parque Nacional de Yala, pero al ser el más famoso es también el más masificado.

Elefantes en el Parque Nacional de Udawalawe

Gastronomía: ¿qué comer en la antigua Ceilán?

Colonizada por portugueses, holandeses y británicos e influenciada por la vecina India, la gastronomía de Sri Lanka es un universo de sabores marcado por una de sus señas de identidad: las especias. ¡Bienvenido al reino del picante!

El plato nacional es el arroz con curri que se sirve acompañado de pequeñas fuentes de verduras, chutneys (mermeladas especiadas) y, en menor medida, de carne y pescado. En casi todos se utiliza leche de coco y un mix de especias como guindilla, cardamomo, canela, cilantro o cúrcuma. Es un plato muy asequible que podrás encontrar en cualquier restaurante de carretera.

Arroz rojo con curry

Curry de okra

Algunos imprescindibles de la cocina de Sri Lanka que debes probar:

Roti → Pan grueso elaborado con harina de trigo, pero sin levadura, que se puede tomar con ingredientes dulces o salados. Mi favorito, el coconut roti.

Biryani → Arroz basmati con verduras y pollo o cordero bastante más picante que el de la India.

Hopper → Tortita cóncava que se elabora con harina y leche de coco en un wok. Si se le añade un huevo se llama egg hopper y es un imprescindible de los desayunos.

Egg hopper de Sri Lanka

Kottu → Otro plato insignia de la gastronomía local es el kottu, una mezcla de verduras troceadas, carne picada, especias y pan de roti.

Fruta → Mango, plátano, piña, papaya, rambután, mangostán, dragonfruit… La variedad de frutas tropicales es espectacular y su sabor no tiene nada que ver con las insípidas versiones que llegan a nuestras fruterías.

Kokis → Dulce típico de Sri Lanka hecho con harina de arroz y leche de coco en forma de estrella.

→ En las tierras altas, a casi 2000 metros de altitud, se cultiva el té ceilandés, uno de los mejores del mundo.

Cerveza → Imprescindible probar la omnipresente Lion Lager y la negra Lion Stout.

Alojamiento: ¿dónde dormir en Sri Lanka?

El alojamiento en Sri Lanka me pareció un poco más caro que en otros países como Tailandia. De todos modos, los precios son competitivos y asequibles para todo tipo de viajeros. Por toda la isla encontrarás hoteles de diferentes categorías, guesthouses y homestays regentados por familias locales a precios low cost.

Earl’s Regency Hotel

Aquí tienes el listado de hoteles en los que me alojé:

Cinnamon Lakeside Colombo → Estupendo hotel de 5* ubicado a orillas del lago Beira, en Colombo.
Camellia Resort & spa → Acogedor complejo rodeado de zonas verdes, situado a 10 km de Sigiriya y Pidurangala, y a 20 de las Cuevas de Dambulla.
Earl’s Regency → Lujoso hotel de Kandy situado a 15 minutos en coche del Templo del Diente de Buda.
Centauria Wild → Inmejorable opción para hacer un safari en el Parque Nacional Udawalawe.
Cinnamon Bey Beruwala → Otro magnífico hotel de la cadena Cinnamon situado a pie de playa.

Viajar a Sri Lanka con Aitken Spence Travels

Mi viaje a Sri Lanka lo realicé con Aitken Spence Travels, el principal turoperador del país. Escogí esta empresa por su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente -avalado por prestigiosos premios-, y también porque cuando no viajo por libre, prefiero hacerlo con una agencia local para contribuir al desarrollo de la industria del país que visito. Tenlo en cuenta si prefieres un viaje organizado. En mi caso fue una experiencia fantástica marcada por la profesionalidad y la excelencia, y de ahí mi recomendación. Puedes seguir el viaje completo en las historias destacadas de mi perfil de Instagram: @objetivoviajar.

…………………………………………

Y hasta aquí esta guía práctica para viajar a Sri Lanka. Un paraíso asiático cuyo nombre nos remite a fauna salvaje, templos, playas tropicales, trekkings y vacaciones inolvidables. Como siempre, si necesitas más información, déjame un comentario y trataré de resolver tus dudas. Y si ves que algún dato ha cambiado, te agradecería que me lo comunicaras para poder actualizarlo. ¡Buen viaje!