¿Con qué imágenes pintarías el cuadro de unas vacaciones perfectas? Paisajes de escándalo, días cálidos y noches frescas, aire puro, poca gente, una charla entre amigos, una cerveza bien fría, algo de deporte, un momento de soledad, unas pinceladas culturales, romper el yugo de la rutina y relajarte… Al final, todo se resume en dos palabras: ser feliz. Y puestos a buscar lo que la RAE define como “estado de grata satisfacción espiritual y física“, nada mejor que hacerlo en la Región de los Mil Lagos de Finlandia donde te espera un verano como nunca antes has vivido. El verano que te mereces en el país más feliz del mundo.

La Region de los Mil Lagos de Finlandia

La Región de los Mil Lagos: el lujo de disfrutar del verano en Finlandia

Recorrer la Región de los Mil Lagos es viajar al corazón de la identidad finlandesa, un órgano que bombea impulsado por el cauce de sus aguazales, se alimenta con savia y que muestra en cada latido el carácter de una población que sabe disfrutar de la vida. Sobre todo, en verano, cuando todo es eterno. Como los días, el agua, el verdor de los bosques o la tranquilidad que proyecta un brutal entorno diseñado para que los sentidos se reconcilien.

Region de los Mil Lagos de Finlandia

Lo mejor de este escenario en el que la naturaleza da el do de pecho es que los finlandeses han sabido seguir su melodía. El resultado: un adagio que conjuga sin fricciones naturaleza y arquitectura, y que da pie a un sereno diálogo entre el hombre y el paisaje. A una conversación de tú a tú que fluye sin altibajos a la espera de la réplica del viajero. Aquí, en la parte central del sur de Finlandia, a poco más de 3 horas en avión desde España.

Iglesia de Petäjävesi. Region de los Mil Lagos de Finlandia

Finlandia: bienvenido a la república de la felicidad
Un sistema educativo y sanitario ejemplar, líderes en igualdad de género, ausencia de corrupción, impuestos proporcionales a los ingresos, libertad y seguridad, la nación con más bosques de Europa y la tercera a nivel mundial en cuanto a calidad del aire…. Este es el termómetro que marca la calidad de vida en Finlandia, una república ya centenaria que, según el informe World Happiness Report 2018 de Naciones Unidas, es el país más feliz del mundo. ¿Adivinas cuál es la mejor zona para comprobarlo?

Navegando por el lago Ruovesi. Finlandia

El objetivo y el dónde han quedado claros: buscamos el verano perfecto en la Región de los Mil Lagos de Finlandia. ¿Cómo conseguirlo? Conociendo qué hace feliz a las gentes de Lakeland los 365 días del año y, en especial, hasta que las noches vuelven a teñirse de negro.

Una cabaña junto al lago

Una cuarta parte de los finlandeses tiene una casa de verano, un segundo hogar en el que alejarse del mundo, un refugio que en la Región de los Mil Lagos se dibuja con trazos de madera y pantones de naturaleza… una cabaña junto al lago. ¿Importa qué lago sea? En absoluto. Si el país cuenta con más de 180.000, esta zona es la que más agua tiene y por ende, más cabañas a su vera.

Wilderness Boutique Manor Rapukartano

Koivulahden Rapukartano. Region de los Mil Lagos de Finlandia

¿Cómo es la vida en un sitio así? Tan intensa o relajada como quieras, o mejor, suma las dos opciones para esbozar el lienzo de un verano inolvidable. Desayunos a los que el reloj no ha sido invitado, paseos por el campo, nadar, montar en bici, navegar, practicar rafting, retomar aquel libro que dejaste a medias y devorar media docena más, recordar que el presente es lo que importa y posponer los problemas del mañana, sentir que el estrés se aleja impulsado por un chute de tranquilidad, tardes de sauna, noches sin fin… Pasar unos días en una cabaña es algo intrínseco al verano finlandés y puedo asegurarte que si pruebas, repites.

Practicar el Jokamiehen Oikeus

No te esfuerces en pronunciarlo y quédate con el concepto: en Finlandia todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la naturaleza aunque se trate de un recinto privado. O lo que es lo mismo, la ley permite recorrer el país -con más del 70% de su superficie cubierta de bosques y 40 parques nacionales- con total libertad. Pero no solo podrás pasear, también bañarte en los lagos y recoger frutos silvestres siempre que lo hagas de forma responsable y sostenible.

Esta filosofía, democrática como pocas, dice mucho de la relación que tienen los finlandeses con la naturaleza: auténtica devoción. Respirar aire puro, escuchar los sonidos del silencio, liberar la mente, abrazar un árbol y sentir su energía… Una terapia forestal en toda regla que, obviamente, contribuye y mucho a la felicidad nacional ya que está comprobado que una buena dosis de campo mejora el estado de ánimo.

Torre de observacion de Mänttä. Region de los Mil Lagos de Finlandia

Dicho esto, y teniendo en cuenta que uno de cada cinco ciudadanos posee un bosque, te reto a encontrar un cartel de “prohibido pasar” en la Región de los Mil Lagos. Yo te espero columpiándome frente al lago.

TE INTERESA → Este verano Finnair, la aerolínea nacional de Finlandia, aumenta el número de frecuencias entre España y Helsinki con 18 vuelos semanales desde Barcelona, 10 desde Madrid, 7 desde Málaga, 4 desde Alicante y 1 vuelo por semana desde Palma de Mallorca. Poner rumbo a la felicidad nunca fue tan fácil.

La sauna: un saludable must try en la Región de los Mil Lagos de Finlandia

Los finlandeses llevan el tema de la sauna en el ADN, escrito en sangre generación tras generación desde que Finlandia es Finlandia. Prueba de ello es que hasta no hace mucho era el escenario en el que se completaba el ciclo de la vida: los niños nacían allí porque era el lugar más limpio de la casa y, tras la muerte, los cuerpos pasaban por un último lavado. Hoy en día, las cifras hablan por sí solas: 5.4 millones de habitantes y más de 3 millones de saunas. Echando cuentas, más de una por cada dos ciudadanos.

La sauna, una experiencia cien por cien finlandesa

Primero construye la sauna y después la casa. Como reza este antiguo proverbio finlandés, ir a la sauna es algo tan fundamental como respirar así que difícilmente entenderás la cultura de este país si no pruebas su tesoro nacional más exportado ya sea en una sauna de humo tradicional, de madera o eléctrica.

Consejos para principiantes → Los finlandeses van desnudos a la sauna incluso con extraños así que hacer lo propio o cubrirte con una toalla depende de ti. Para empezar a aclimatarte, lo mejor es una sesión rápida de 10 o 15 minutos, seguida de un buen baño en el lago para tonificar la piel y, si te apetece, vuelta a empezar. Eso sí, como sudarás a mares tienes que beber mucho líquido -una cerveza bien fría sienta de fábula. Y lo más importante: ponte cómodo, socializa y relájate porque se trata de un placentero ritual de purificación de cuerpo y mente, no de una competición a ver quien aguanta más.

El diseño en todas sus expresiones…

La silla bola de Eero Aarnio -todo un fetiche para James Bond-, los vestidos de Marimekko que popularizó Jackie O. en los 60, los Mumins de Tove Jansson… Finlandia siempre ha sido y sigue siendo sinónimo de vanguardia gracias a un elenco de diseñadores, arquitectos e ilustradores que se inspiran en la naturaleza para crear obras atemporales. Un legado que en la Región de los Mil Lagos converge en dos figuras claves de su desarrollo cultural: Alvar Aalto y Gösta Serlachius.

La Jyväskylä de Alvar Aalto

Jyväskylä, a poco más de tres horas en coche desde Helsinki, es un buen punto de partida para explorar la zona y conocer otra de las debilidades de los finlandeses: la arquitectura de Alvar Aalto, unas de las figuras más importantes de la arquitectura moderna del siglo XX. Conocida como la Atenas de Finlandia, esta joven ciudad cuenta con un total de 29 obras que muestran la evolución del padre del modernismo finlandés. El Teatro del Centro administrativo y Cultural de Jyväskylä, el Museo Alvar Aalto, el campus de la Universidad, la iglesia de Muurame…

Ayuntamiento de Säynätsalo e iglesia de Muurame

Tampoco deberíamos dejar la ciudad sin acercarnos a la isla de Säynätsalo para conocer una de las obras más relevantes de Alvar Aalto: el ayuntamiento. Diseñado a principios de los 50, este edificio multifuncional, que actualmente ofrece alojamiento, resume buena parte de su aplaudido discurso arquitectónico: construcciones que se integran en armonía con el entorno -urbano o natural-, materiales propios de la tradición escandinava, enormes ventanales que abren paso a la luz, texturas abstractas… En definitiva, edificios que a primera vista parecen sencillos pero que encierran una gran complejidad estructural y mucha sensibilidad.

Consejo viajero → Aprovecha tu estancia en Jyväskylä para palpar su animado ambiente universitario, hacer algunas compras, recorrer en bici su patrimonio natural o acercarte a la orilla del lago Päijänne, el más grande de esta región y el segundo más grande de Finlandia.

Mänttä y los museos Serlachius

La estrecha relación entre el mundo del arte y la naturaleza también está presente en la localidad de Mänttä-Vilppula de la mano de Serlachius Museums, uno de los complejos museísticos más importantes del país. Para conocer la importancia de este icono cultural hay que retroceder hasta principios del siglo XX cuando la familia Serlachius, una saga de empresarios de la industria papelera, empezó apoyar a numerosos pintores y escultores finlandeses, y a forjar su propia colección de arte. Para ubicarla alzó, a orillas del lago Melasjärvi, el Museo Gösta, un conjunto arquitectónico formado por la Mansión Joenniemi, con clásicos de la Edad de Oro, y por el premiado Pabellón Gösta, una impresionante construcción de madera que desde el 2014 exhibe grandes obras de artistas contemporáneos.

 Serlachius Museums. Region de los Mil Lagos de Finlandia

La visita teatralizada al Museo Gustaf, antigua sede de la empresa familiar, completa la oferta cultural de Serlachius, una cita imprescindible para los amantes del arte y otro rincón que muestra la delicada belleza de la Región de los Mil Lagos de Finlandia.

Consejo viajero → Si lo tuyo es el arte contemporáneo, no deberías perderte el Mänttä Art Festival, el festival de arte más potente del verano finlandés. La cita, hasta el 31 de agosto en la galería Pekilo. Y si eres más de espacios abiertos, aprovecha para dar un paseo por Mäntänvuori, una preciosa reserva natural situada en los alrededores de esta pequeña población también conocida como Art Town Mänttä. Ahora ya sabes por qué.

… y no solo valorarlo, también consumirlo

Como me comentó Päivi Viherkoski, directora de desarrollo y comunicación de la Fundación Serlachius, los finlandeses tienen muy arraigada su identidad nacional y no solo admiran el diseño, también lo consumen. Basta visitar la fábrica de vidrio de Iittala, donde se sigue produciendo la mítica jarra de Alvar Aalto, o el Museo Finlandés del Vidrio de Riihimäki, que cuenta con una interesante colección piezas que van desde el siglo XVIII al XXI, para comprobar que el diseño forma parte del día a día de los finlandeses y que los rodea donde quiera que vayan.

Jarras de Alvar Aalto con la fabrica de vidrio de Iittala al fondo. Region de los Mil Lagos

¿Algunos ejemplos de que en Finlandia el diseño es una forma de vida? Los hogares se decoran con muebles de Artek y se adoran con textiles de Marimekko y porcelanas de Arabia, visten ropa de diseño de IvanaHelsinki o Tiia Vanhatapio y se desplazan en las bicis Jopo de Eero Helkama.

Comer sano, comer rico

Que la felicidad también se saborea no es algo nuevo. Que los finlandeses tienen fama de bon vivants, tampoco. Pescados como el omnipresente salmón, carne guisada, verduras ecológicas, pan de centeno, patatas, quesos, frutos rojos, hierbas y setas silvestres… Estos son algunos de los saludables productos de proximidad que reinan en el escenario culinario de la Región de los Mil Lagos. Calidad y creatividad sin renunciar a recetas de toda la vida como las empanadas de Carelia, el estofado de reno o el pastel de arándanos.

Sabores de la Region de los Mil Lagos

Aunque, a tenor de lo catado, es muy fácil acertar a la hora de elegir un restaurante, toma nota de estas sugerencias:

  • Ravintola Gösta: Como paladear a bocados un bosque finlandés. Así fue mi experiencia en este restaurante ubicado en el Museo Gösta. Productos frescos de kilómetro cero con el premiado chef Henry Tikkanen a los fogones.
  • Ravintola Pöllöwaari: El restaurante del Boutique Hotel Yöpuu está considerado el mejor de Jyväskylä. Sabores sorprendentes, amplia carta de vinos, esmerado servicio, elegante decoración… Su menú degustación de seis platos y una copa de cava, y la felicidad está servida.
  • Koivulahden Rapukartano: Un encantador espacio con vistas al lago en el que el chef Jarmo Räisänen despliega su innovadora carta reinterpretando con maestría la cocina escandinava tradicional. ¿Dónde? En el Wilderness Boutique Manor Rapukartano.

Por cierto, aquí, como en el resto de Finlandia, el almuerzo se toma entre las once y la una del mediodía, y lo normal es cenar a partir de las siete o las ocho. Buen provecho o, mejor dicho, Hyvää ruokahalua!

TE INTERESA → Dónde alojarte en la Región de los Mil Lagos de Finlandia:

En Jyväskylä → Urban Hotel Verso: céntrico, confortable y diseñado con gusto. Un buen hotel para tomarle el pulso a este vibrante ciudad.

En Vilppula→ Wilderness Boutique Manor Rapukartano: probablemente el mejor alojamiento para vivir un verano al más puro estilo finlandés en la Región de los Mil Lagos.

La mágica luz del verano en la Región de los Mil Lagos de Finlandia

Aunque el sol de medianoche solo brilla por encima del círculo polar ártico, en la Región de los Mil Lagos de Finlandia las noches también son blancas. Y lo son por un capricho de esta estrella que se dedica a jugar al despiste en verano: desaparece brevemente para alzarse de nuevo, sí, pero deja como testigo su luz. Una luz nacarada que desdibuja los límites entre el ocaso y el amanecer, que sorprende, intimida y sobrecoge.

Noches blancas en la Region de los Mil Lagos de Finlandia

• Mi momento: La velada en Rapukartano se ha demorado hasta las tres de la madrugada. Regreso a mi habitación con la intención de desplomarme en la cama, pero no puedo. La imagen que se cuela por la ventana me lo impide y, cual ladrón de guante blanco, se adueña de unos pasos que acaban en la terraza. Con mi mirada congelada frente a un horizonte que no entiende de sueño ni cansancio. Como la luz que envuelve este atardecer eterno. La misma que pinta de rojos, naranjas y amarillos el cielo. La misma que me reta a no dormir aún, a no desperdiciar entre las sábanas este guiño de la naturaleza. Ya no miro más el móvil. Da igual la hora que sea y mi sonrisa está de acuerdo.

TE INTERESA → Si quieres empezar a relajarte desde el minuto uno, ponte en manos del turoperador español CATAI. Para ello solo tienes que acercarte a tu agencia de viajes más cercana y preguntar por el programa Destellos de los 1.000 lagos. Su propuesta para conocer la Región de los Mil Lagos de Finlandia, alojándote en cabañas de madera, además de atractiva es muy competitiva.

Definitivamente, la Región de los Mil Lagos juega en otra otra liga y en verano no hay quien compita con ella. Y sí, no creo que sea necesario especificarlo, pero sí. Fui feliz, muy feliz, disfrutando de la vida como una auténtica finlandesa.

El verano de tu vida. Region de los Mil Lagos de Finlandia

Kiitos por todo, Lakeland!

Nota: Este artículo se enmarca en un press trip a Finlandia organizado por CATAI y Finnair.