Leonardo da Vinci, Roger Bacon, los hermanos Montgolfier, Clément Ader, Orville y Wilbur Wright… Como refleja la historia, el hombre siempre ha deseado poder volar como un pájaro. Desplazarse por el cielo, jugar con el viento, flotar en el aire… Un sueño milenario que ahora ya es una realidad y que podemos experimentar en Windobona Indoor Skydiving Madrid, el primer túnel de viento de la capital. De forma segura, sin experiencia previa y para todos los públicos; desde niños de 4 años hasta personas de la tercera edad con espíritu aventurero.

Instalaciones de Windobona Indoor Skydiving Madrid

Mi experiencia volando en el túnel de viento de Windobona

A pesar de tener vértigo, un defectillo de fábrica famoso entre quienes me conocen, cuando Windobona me propuso volar en su túnel de viento vertical no lo pensé dos veces. Llevo años queriendo practicar paracaidismo así que ¿por qué no experimentar qué se siente cuando saltas en caída libre desde un avión a 4.000 metros de altura?

Como debutante, me propusieron probar el paquete Alas para uno, una experiencia sorprendente, divertida y muy adictiva de dos vuelos de un minuto de duración que viví junto a mi buen amigo Javier Hernández.

Para que el disfrute sea total y templar los inevitables nervios iniciales, nuestro instructor personal nos dio un pequeño curso en el que nos enseñó la posición que teníamos que adoptar durante el vuelo y cuatro señales básicas para comunicarnos con él en el interior de la cámara: levanta la cabeza, estira las piernas, encoge las piernas y relájate. Mono de vuelo, casco, tapones para los oídos y gafas de protección. Ya estábamos listos para volar.

Instrucciones previas para un vuelo perfecto. Túnel de viento de WindobonaListos para volar en el túnel de viento de Windobona

La cámara de vuelo tiene 4,3 metros de diámetro y 15 metros de alto por lo que te recomiendo que, si te inquietan las alturas, no seas tan curioso como yo y no mires el final del túnel. De todos modos, estoy convencida de que te olvidarás de todo cuando atravieses la puerta y te lances al vacío. Mi cara lo dice todo, ¿no crees?

Probando el túnel de viento de Windobona Indoor Skydiving MadridTal vez un minuto te parezca escaso pero la emoción y la descarga de adrenalina es increíble cuando notas por primera vez que tu cuerpo flota en un colchón de aire. Súmale que estás acompañado en todo momento por un instructor que te transmite confianza y seguridad, y solo desearás volver a entrar para disfrutar del segundo vuelo. Este ya es pura magia. Estás mucho más relajado porque ya conoces el medio en el que te vas a mover, la sensación de libertad aumenta y simplemente tienes que concentrarte para aprovechar al máximo esos 60 segundos que difícilmente olvidarás.

Solo, en pareja, con amigos… Consulta en su web las diferentes experiencias que nos proponen y cumple tu sueño de volar.

Windobona Indoor Skydiving Madrid

El edificio de Windobona Indoor Skydiving Madrid cuenta con tres plantas. Un total de más de 2.000 m² de instalaciones que incluyen espacios de descanso, bar-cafetería con vistas al túnel y salas de uso exclusivo para voladores expertos (sportflyers). Además, está completamente adaptado para personas con movilidad reducida. Al frente de su equipo de profesionales está Paloma Granero, la primera mujer instructora española especializada en el paracaidismo de interior. Toda una experta en la materia que ha realizado más de 800 saltos y más de 500 horas de vuelo.

Windobona Indoor Skydiving Madrid

Respecto a la tecnología, su innovador túnel de viento vertical, completamente presurizado y vigilado desde una sala de control, utiliza el sistema ISG que proporciona un gran aislamiento acústico, la más alta eficiencia energética y una mejor calidad del aire sin turbulencias. Todo ello para garantizar una experiencia cien por cien segura.

Zona de registro, vestuarios y túnel de viento. Windobona Indoor Skydiving Madrid

Un apunte más: el paracaidismo de interior es muy beneficioso para ejercitar el cuerpo y la mente ya que, además de trabajar todos los músculos, la descarga de adrenalina produce una agradable sensación de bienestar y energía positiva tras volar.

¿Qué necesitas saber para volar en el túnel de viento de Windobona Indoor Skydiving Madrid?

¿Puedo comer antes de volar?

Sí, pero que sea algo ligero.

¿Es necesario un equipo especial para practicar el paracaidismo de interior?

Sí. Windobona Indoor Skydiving Madrid te proporciona el equipamiento necesario para practicar esta actividad: mono de vuelo, casco, tapones para los oídos y gafas de protección. Lo único que debes llevar es ropa cómoda y unas zapatillas de deporte que te sujeten bien los pies.

En pleno vuelo. Windobona. Túnel de vientoLlevo gafas. ¿Puedo usarlas en el túnel de viento?

Sí. Te darán unas gafas de protección especial que te permiten usar las tuyas.

¿Hay alguna limitación de peso?

Puede volar todo el mundo hasta un máximo de 120 kilos.

Restricciones de uso:

Mujeres embarazadas y personas con problemas de corazón. Si tienes alguna lesión o problemas de espalda, díselo a tu instructor para adaptar el vuelo a tus necesidades.

¿Cuál es la velocidad máxima del aire en el túnel?

Experimentarás una velocidad de caída libre de 50 metros por segundo. Los ventiladores integrados en el túnel de viento de Windobona son capaces de mover 1,5 toneladas de aire por segundo.

¿Cómo llegar a Windobona Indoor Skydiving Madrid?

En coche: Salidas 27 y 28 de la M-40.
En transporte público: Autobús (líneas 35, 108, 118 y 155 e interurbanas 480, 484 y 485). Metro: San Francisco o La Peseta (línea 11).

Dirección: C/ Calderilla, 16. Madrid (frente al Centro Comercial Islazul).

* Debes llegar a las instalaciones de Windobona Indoor Skydiving Madrid una hora antes de tu vuelo para registrarte, equiparte y recibir un pequeño curso de formación. El precio de la experiencia ‘Alas para uno’ es de 49€.