Como ya comenté en mi anterior entrada Siete razones para visitar Xàbia, la Cala Granadella nos dejó sin palabras: su privilegiado enclave entre dos acantilados, el bosque de pinos que la rodea, sus aguas cristalinas… Al magnífico recuerdo que conservamos de ese día de naturaleza y mar, contribuyó, y mucho, nuestra experiencia gastronómica en el...