Si buscas una escapada en la que prime la tranquilidad y que aúne preciosos parajes naturales, pueblos pintorescos, patrimonio y gastronomía con raíces, toma nota de la ruta que te propongo porque recorre 10 espectaculares lugares que tienes que ver en el norte de Burgos, un territorio fascinante que, como he podido comprobar en mi último viaje, esconde una sorpresa a cada paso.

Ermita de San Pantaleon de Losa. Que ver en el norte de Burgas
La ermita de Pantaleón de Losa, una de las joyas del norte burgalés

Qué ver en el norte de Burgos

Desfiladeros, cascadas, valles, escarpadas montañas, senderos que se adentran en la naturaleza, caudalosos ríos… Sin duda, el gran atractivo del norte de Burgos es su sorprendente diversidad de paisajes, que se parecen mucho más a los de la vecina España verde que a las vastas llanuras castellanas, y que enmarcan pequeñas poblaciones que nos obligan a detener el paso.  

Tobera
En Tobera la naturaleza y el arte se abrazan para crear enclaves únicos

La comarca de Las Merindades, donde el Ebro y la Cordillera Cantábrica se alían para forjar inesperados contrastes, las joyas que encierra el Valle de Tobalina, La Bureba… Ni lo dudes: hay mucho que ver y hacer en el norte de la provincia de Burgos. ¿Cuántos días son necesarios? Para la ruta que te propongo, tres como mínimo. Y, aun así, te quedarás con ganas de más porque aquí se viene a desconectar.

Cascada del Peñón

Empezamos esta ruta por los lugares más mágicos del norte burgalés en uno de los caprichos que esconde el Valle de Tobalina: la cascada del Peñón. Con sus 100 metros de ancho y 20 de alto, este precioso salto de agua, que se precipita dando forma a una piscina natural, justifica por sí solo seguir el curso del río Jerea e incluir Pedrosa de Tobalina en cualquier ruta por Las Merindades. Y es que si hay algo que define la geografía de esta zona es el agua que la vertebra dando origen a maravillas como esta. Pero no es la única. Hay muchas más cascadas, como el famoso Salto del Nervión, la cascada de Orbaneja del Castillo, la de las Pisas o la cascada de la Mea, entre otras.

Cascada del Peñon. Que ver en el norte de Burgos
Cascada del Peñón

La cascada del Peñón se encuentra a pocos metros de la carretera, así que el acceso no puede ser más fácil y cómodo.

Necrópolis de la Peña de San Clemente y Torre de los Bonifaz

Cambiamos de tercio, pero no de valle, para conocer la longeva historia de estas tierras en las que se originó la primitiva Castilla. Un inmenso legado que cobra vida en numerosos eremitorios y necrópolis, y en torres defensivas que recortan el cielo burgalés para recordarnos que aquí también se libraron importantes batallas.

Necropolis de la Peña de San Clemente
Necrópolis de la Peña de San Clemente

En cuanto a los yacimientos arqueológicos, te recomiendo visitar la necrópolis de la Peña de San Clemente. Por dos razones. Porque este asentamiento de época altomedieval conserva 40 tumbas antropomorfas de diferentes tamaños, y porque su emplazamiento, en la cumbre de un cerro, nos regala una impresionante panorámica de todo el valle. Para acceder a este enclave solo tienes que seguir el sendero que parte de la iglesia de Quintana María.

Torre de los Bonifaz
Torre de los Bonifaz

Muy cerca de aquí, a menos de 3 kilómetros, se alza la Torre de los Bonifaz. Una fortaleza rectangular del siglo XV, declarada Bien de Interés Cultural que, lamentablemente, solo conserva sus muros exteriores. También ostenta este título la torre gótica de los Salazar de Quintana Martín Galíndez que cuenta, además, con un palacete.

Herrán y el desfiladero del río Purón

Lanzarte a descubrir las zonas rurales más desconocidas de nuestro país tiene grandes recompensas. Un claro ejemplo es el Valle de Tobalina que ahora nos ocupa. Buena parte de su territorio se halla dentro del Parque Natural de Montes Obarenes-San Zadornil y cuenta con un puñado de encantadores pueblecitos como el ya mencionado Quintana María, Ranedo o Herrán, nuestro próximo destino en esta ruta por los lugares más sorprendentes que ver en el norte de Burgos. ¿Por qué Herrán? Porque es una delicia pasear por las calles empedradas de esta localidad que conserva su estructura medieval, bellos ejemplos de arquitectura popular y casas solariegas de los siglos XVII y XVIII.

Herran. Que ver en el norte de Burgos
Herrán, un pequeño pueblo burgalés que debes visitar

Tras visitar el caserío, podrás descubrir otra maravilla natural de Castilla y León: el desfiladero del río Purón. Esta imponente garganta, tallada durante siglos por la erosión, atraviesa la Sierra de Árcena dejando a su paso cascadas, eremitorios excavados en la roca y rutas que merecen ser transitadas.

Desfiladero del rio Puron. Que visitar en el norte de Burgos
El desfiladero del río Purón, un paraíso para los amantes del senderismo

Si te animas a recorrerlo, deberás seguir el sendero SLC-BU 103 que parte del aparcamiento de Herrán. Un recorrido circular de 7,8 km y de dificultad media que podrás completar en dos horas y media aproximadamente.

Embalse de Sobrón

De vuelta a la carretera, la ruta nos conduce a una nueva cita con el agua, la del Ebro, y a otro desfiladero, el de Sobrón, donde confluyen las Sierras de Árcena y Pancorbo, y Burgos le tiende la mano a Álava.

Embalse de Sobron
Embalse de Sobrón, un must de esta ruta por el norte de Burgos

Para disfrutar de los paisajes de este valioso entorno forestal, se impone hacer un alto en el camino en la orilla burgalesa del embalse de Sobrón, una presa que se construyó para refrigerar la ya desmantelada central nuclear de Garoña, y que ahora es un atractivo más del norte de la provincia. En concreto, en el embarcadero del Valle de Tobalina que está situado a la altura de San Martín de Don. ¿Desconexión asegurada? Exacto.

Valpuesta

Dejamos atrás las fértiles tierras del Valle de Tobalina, para poner rumbo a nuestro próximo destino: Valpuesta. Un pequeño y pintoresco pueblecito, de apenas 20 habitantes, enclavado en los Montes Obarenes, que, según los últimos estudios, es la auténtica cuna del castellano. Las pruebas hay que buscarlas en su imponente Colegiata de Santa María donde se hallaron los Cartularios de Valpuesta. Un conjunto de documentos que incluyen términos en castellano anteriores a las glosas de Santo Domingo de Silos y de San Millán de la Cogolla. Otra de las inesperadas sorpresas que nos regala esta escapada al norte de Burgos.   

Colegiata de Valpuesta
Colegiata de Valpuesta

Metrópoli Verde

A sólo 10 kilómetros de Valpuesta, un enorme oasis verde reclama nuestra presencia. Es la Metrópoli Verde, un bosque de bosques de 2.400 hectáreas en el que conviven pinos, abetos, tejos, secuoyas, castaños, hayas, sabinas, robles… Hasta 35 especies de árboles se dan cita en el llamado Nueva York de los bosques, un singular mosaico vegetal que tiene en su privilegiada ubicación, en la frontera entre la región atlántica y mediterránea, su razón de ser.

Metropoli Verde. Que ver en el norte de la provincia de Burgos
¿Secuoyas en Burgos? Sorprendente, pero cierto

Explorar por tu cuenta, con una visita guiada o siguiendo las indicaciones de la guía de viaje que podrás comprar en el centro de información de la Casa de San Zadornil (Ctra. de Arroyo s/n). Tú decides cómo disfrutar de la increíble biodiversidad de este fragmento del Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil que se vertebra en una sencilla ruta circular de 12 km.

San Pantaleón de Losa

En este listado de imprescindibles que ver en el norte de la provincia de Burgos ocupa un lugar destacado la ermita de San Pantaleón de Losa, un magnífico ejemplo del románico burgalés que se alza en uno de los paisajes más icónicos de Las Merindades. Lo comprobarás desde la carretera, cuando divises su silueta en lo alto de una peña que se asemeja a la proa de un barco.

San Pantaleon de Losa
San Pantaleón de Losa

Tras este stendhalazo en toda regla, deberás subir caminando para apreciar la peculiar iconografía que decora esta ermita vinculada a la leyenda del Santo Grial y a la Orden del Temple, y la belleza de este enigmático lugar que nos brinda, además, una fantástica panorámica del valle de Losa.

Frías

Dicen que Frías es uno de los pueblos más bonitos de Burgos y seguramente sea así, aunque ostente el título de la ciudad más pequeña de España. Su envidiable ubicación, a orillas del Ebro y encaramado en lo alto de un cerro que despunta a los pies de los Montes Obarenes, es solo el anticipo de lo que está por llegar. Y sí, es probable que su magnífica estampa te recuerde a Albarracín, otro sueño medieval, pero con sello aragonés.

Frias. Que ver en el norte de Burgos
El impresionante puente fortificado de Frías

El viaje al pasado que nos propone Frías discurre en un espectacular conjunto monumental que ha sabido preservar su esencia. Entre calles estrechas que nos devuelven al medievo, casas colgadas de toba y madera, y un castillo roquero, el de los Duques de Frías, que corona el peñasco en el que se asienta. Y, cómo no, en la armonía irregular de su puente de origen romano sobre el Ebro. Allí donde desearás parar el tiempo para disfrutar de uno de los atardeceres más hipnóticos del norte de Burgos.

Por cierto, Frías, Poza de la Sal y Oña forman la mancomunidad Raíces de Castilla que pone en valor las señas de identidad que comparten estas tres localidades: el entorno natural, el patrimonio cultural y su trazado medieval.

Tobera

Otro ejemplo de los bellos rincones que la naturaleza y el patrimonio forjan en el norte burgalés es la vecina localidad de Tobera. Un pueblo de cuento que rezuma paz y sosiego con dos grandes atractivos. El primero, el fotogénico conjunto que forman la ermita gótica de Nuestra Señora de la Hoz (s XIII), el humilladero del Santo Cristo y el puente medieval que salva el río Molinar donde resuenan los pasos de los peregrinos.

Cascadas de Tobera. Que ver en el norte de Burgos
Cascadas de Tobera

El segundo, el Paseo del Molinar. Una sencilla ruta, de apenas un kilómetro, que parte de la ermita y baja hasta el pueblo siguiendo el curso del río entre hermosas cascadas, pozas y miradores para contemplarlas. Decir bonito es quedarse muy corto.

Poza de la Sal

La última cita de este recorrido por el norte de Burgos nos conduce a Poza de la Sal. Conocida como el balcón de La Bureba, esta bonita villa medieval, en la que nació Félix Rodríguez de la Fuente, cuenta con un escalonado y laberíntico caserío que despliega sus alas a los pies del castillo.

Callejea por su denso entramado urbano cercado por la muralla, cruza la puerta del Conjuradero, detente en la plaza Vieja que Delibes plasmó en El disputado voto del señor Cayo, contempla su arquitectura tradicional, acércate a ver los antiguos lavaderos… Sin prisa, porque estás ante un Conjunto Histórico-Artístico impresionante.

Poza de la Sal
Poza de la Sal

Como su nombre indica, la historia de Poza de la Sal va ligada a sus salinas. En su día fueron las más importantes del norte de España y, como descubrirás visitando su centro de interpretación, su origen se halla en un curioso fenómeno geológico llamado diapiro. Para observarlo a cielo abierto deberás subir al castillo de los Rojas, una fortaleza emplazada en la cima de un macizo rocoso, desde la que se divisa una colosal panorámica del pueblo y del valle de La Bureba. ¿El mejor colofón a esta ruta? Sin duda.

Auténticas perlas naturales, un espacio verde y diverso forjado por el agua, pequeñas e idílicas localidades rurales… Ahora que ya sabes todo lo que tienes que ver en el norte de Burgos, ¿para cuándo una escapada a esta sorprendente provincia? La que firma ya está deseando volver.

Dónde dormir en esta escapada por el norte de Burgos

Durante mi estancia en el norte de la provincia de Burgos me alojé en el Hotel Rural El Molinar, un acogedor establecimiento de gestión familiar situado en Ranera, en pleno Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil. Habitaciones confortables, restaurante y cafetería, mucha paz, atento servicio y muy cerca de los atractivos que incluye esta ruta. No se puede pedir más.

Hotel Rural El Molinar
Hotel Rural El Molinar

Mapa de la ruta por el norte burgalés

Para ayudarte a planificar tu visita, aquí tienes un mapa con la ubicación de estos destacados lugares del norte de la provincia de Burgos. ¡Buen viaje!

Este viaje ha sido posible gracias a Turismo de Burgos. Toda la información ofrecida y mis opiniones están basadas en mi experiencia. Puedes ver cómo fue mi viaje en tiempo real en las historias destacadas de mi cuenta de Instagram.